Amigos del perro

Noviembre 2019

¿Te imaginas ser bueno con todas las personas que conocieras y que cuando necesitaras ayuda nadie quisiera ofrecértela? Este es el caso de los perros invisibles, aquellos peludos de cuatro patas que son sociales, pero que por alguna razón permanecen en el albergue demasiado tiempo.

JAMFRY es uno de ellos. Un perro noble y equilibrado que debería desconfiar de las personas por todo lo que le han hecho, pero que sigue queriéndolas sin pedir nada a cambio.
Llegó al albergue lleno de heridas y muy desnutrido y en todo este tiempo solo nos ha pedido cariño.

El problema es que el ruido del albergue le estresa y lleva demasiado tiempo ya con nosotros.
Se merece una familia que le quiera y le dé una jubilación de oro. Porque quién es bueno se merece siempre una segunda oportunidad para ser feliz. AYÚDANOS por favor a encontrar un hogar para JAMFRY

«Somos la conexión entre los que buscan y los que quieren ser encontrados»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.